Mensaje de solidaridad con las comunidades de Dagua y Florida

Como pastor de la Arquidiócesis de Cali, expreso mi solidaridad ante los lamentables hechos de ayer jueves 21 de marzo en el Valle del Cauca.

 

En la vereda Las Juntas, en el corregimiento de Cisneros de Dagua, enfrentamos un doloroso y confuso hecho que pedimos sea investigado con rigurosidad, puesto que enluta a familias indígenas del suroccidente con la muerte de 9 personas y un número indeterminado de heridos.

 

A ellos los acompañamos con nuestra voz de aliento, nuestra oración y consuelo. Junto con ellos clamamos por la verdad objetiva de lo acaecido. A las familias de las víctimas y heridos los ayude también la solidaridad nuestra.

 

En Florida, compartimos la preocupación de los pobladores indígenas y campesinos que han quedado en medio del fuego cruzado de actores armados, luego de que en la zona fuera retenido el soldado profesional Alirio Montenegro Adamez.

 

Elevamos un llamado para que los armados eviten toda confrontación que ponga en riesgo a los civiles y para que se preserve la vida del soldado, a quien esperamos se le devuelva la libertad y el pronto regreso al seno de su hogar.

 

Invitamos a los vallecaucanos a orar para que estas situaciones se prevengan y se resuelvan.

 

+Monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía

Arzobispo de Cali