SOMOS FUERZA DE SU AMOR (Lucas 19,1-10).

Monseñor

Por: +Darío de Jesús Monsalve Mejía

Arzobispo de Cali

 

Espiritualidad para la misión territorial

“Y HE AQUÍ QUE YO ESTOY CON USTEDES TODOS LOS DÍAS HASTA EL FIN DEL MUNDO”. Así concluye el Evangelio de Mateo (28,20), dejando abierto el ENVÍO MISIONERO de los discípulos de Jesús como ESTADO PERMANENTE DE MISIÓN.

El Evangelista Lucas, por su parte, une LA “SUBIDA” DE JESUS AL CIELO (ASCENSIÓN), CON EL ENVÍO DEL ESPÍRITU SANTO, “PROMESA DEL PADRE”, Y LA “SALIDA MISIONERA” A LOS CIUDADANOS DE TODAS LAS NACIONES (Final del Evangelio e Inicio de Los Hechos de los Apóstoles). El Espíritu Santo y La Iglesia Enviada por Jesús y Ungida, Bautizada, con Espíritu Santo, se convierten en Presencia, Palabra, Sacramento, Comunidad, Cuerpo de Cristo Resucitado, que continúa APARECIÉNDOSE, dejándose ver y reconocer por los discípulos misioneros, por su acción evangelizadora, misionera, profética y pastoral: “Lo conocieron en la fracción del pan” (Lucas 24,35). “El Espíritu y la Novia dicen: “¡VEN!”. Y el que oiga, diga “¡VEN!” “Y el que tenga sed, que se acerque, y el que quiera, reciba gratis agua de vida”: (Apocalipsis 22,17).

Nosotros, en cada comunidad parroquial y en todo el territorio de la Arquidiócesis de Cali, SOMOS EL CUERPO QUE HA DE HACER VISIBLE A JESUS, HOY. Por ello, estamos dando pasos concretos en nuestras comunidades parroquiales para reconfigurar esta “corporeidad” de Cristo desde el misterio de la Presencia Eucarística, de la Comunión Misionera, de la Asamblea Pastoral de Agentes, de la Escuela de Discipulado, de las Pequeñas Comunidades, de La Misión Permanente, del Sínodo quinquenal de Fieles, de la Construcción de Familias y Tejido Social de Paz. Es todo un ITINERARIO para vivir este ESTADO PERMANENTE DE MISIÓN. “SOMOS FUERZA DE SU AMOR”.

Como Arzobispo de Cali, llamo nuevamente a todos los párrocos a comprometerse en este proceso, abriéndolo a la participación de todos los fieles: religiosos, laicos, esposos, servidores y ministros de la fe.

Ofrezco, con el Evangelio del Domingo 31 del Tiempo Ordinario, Ciclo C, una ayuda sencilla para entender este “PASO MISIONERO” de Jesús por el territorio de la Parroquia: “Zaqueo” (Lucas 19,1-10).

Del 13 al 20 de noviembre, en este 2016, la Iglesia Particular de Cali, encabezada por el arzobispo, sus obispos auxiliares y cada párroco en el territorio de cada una de las parroquias, tiene UN COMPROMISO CON JESUCRISTO:

 * SALIR CON ÉL AL ENCUENTRO DE TODOS LOS HABITANTES EN LOS DIVERSOS SECTORES, ATRAVESAR CON ÉL NUESTRAS CALLES, HACERLO VISIBLE A TODOS, AÚN A LOS MAS PEQUEÑOS Y EXCLUÍDOS O ESTIGMATIZADOS COMO PECADORES.

*HACER QUE CADA PERSONA SE SIENTA MIRADA POR JESÚS, VALORADA Y RESPETADA POR ÉL, SIN NINGÚN PREJUICIO, E INVITADA COMO ZAQUEO: “BAJA PRONTO, PORQUE CONVIENE QUE HOY ME QUEDE YO EN TU CASA”. ANTE EL PASO DE JESUS, EN LA SEMANA DE MISIÓN TERRITORIAL, TODOS ESTAMOS LLAMADOS A SER ESA PERSONA QUE “QUIERE VER PERSONALMENTE A JESÚS”, SUPERANDO LA MULTITUD CURIOSA, TENIENDO “CURIOSIDAD PROPIA”, SUPERANDO LAS LIMITACIONES PROPIAS PARA ALCANZAR A VERLO, RENUNCIANDO A QUEDARNOS EN EL CORO DE LOS MURMURADORES: “HA IDO A HOSPEDARSE EN CASA DE UN PECADOR”.

*AYUDAR A CADA PERSONA A PREGUNTARSE POR SÍ MISMA: CÓMO SOY YO? CÓMO PODRÍA DEJAR ENTRAR A JESÚS EN MI VIDA, DESCENDER CON ÉL AL SÓTANO OSCURO DE MIS COMBATES INTERTIORES Y EXTERIORES (LA VERDAD DE MI VIDA). Y COMPRENDER MEJOR MIS SITUACIONES, PROBLEMAS Y PROYECTOS. Y VALORARME MÁS QUE LO QUE TENGO Y HAGO. Y RECONOCER QUE UTILIZO A LOS DEMAS PARA SATISFACER MIS AMBICIONES, CUIDAR MIS INTERESES, FORJAR MIS NEGOCIOS EXITOSOS. CÓMO PUEDE JESÚS TRANSFORMAR EL CURSO DE MI VIDA Y LLEVARME, COMO A ZAQUEO, A DIFINIR CAMBIOS FUNDAMENTALES EN ELLA, EN RELACIÓN CON DIOS, CON EL PRÓJIMO, CON LOS BIENES Y COSAS, CON MI PROPIO YO?

*PROPICIAR, HACIA EL FIN DE SEMANA, QUE CADA PERSONA, CADA PAREJA, CADA FAMILIA, CADA CALLE DE LA PARROQUIA, ESCUCHE EL PREGÓN DE JESÚS:

“HOY HA LLEGADO LA SALVACIÓN A ESTA CASA, PORQUE TAMBIÉN ESTE ES HIJO DE ABRAHÁM, PUES EL HIJO DEL HOMBRE HA VENIDO A BUSCAR Y SALVAR LO QUE ESTABA PERDIDO”.

*CONCLUIR EN LA GRAN MISA CAMPAL DE “DECLARATORIA EN MISIÓN PERMANENTE” CON UN ACTO DE CONSAGRACIÓN A JESUCRISTO, POR PERSONAS, POR FAMILIAS, POR CALLES DE LA PARROQUIA.

 “Sí, vengo pronto”, ¡Amén! ¡Ven, Señor Jesús! Que la gracia del Señor Jesús sea con todos, Amén” (Apocalipsis 22, 21, final de la Biblia).

Darío de Jesús Monsalve Mejía, Arzobispo.